Get Adobe Flash player
Sabado, 24 de Junio de 2017
Inicio » Acerca de... » Raíz del Pueblo

Historia de Raíz del Pueblo

LOS INICIOS

En 1967 cuando La Oliva aún era una zona rural y cerealista (no había llegado el turismo), diez vecinos (socios fundadores) fundan el Teleclub de La Oliva, con la intención de dotar al pueblo de un lugar de reunión y enriquecimiento cultural. Compran el primer televisor del pueblo. Se instalan en la Antigua casa Cuartel de La Guardia Civil, que estaba en desuso y se hace cargo de la Biblioteca Pública, tras reivindicarla. Con ello se convierte en el centro de reunión del pueblo (ver la tele, primeros guateques, lugar de estudio…). En este periodo comienza a rescatarse la tradición teatral de La Oliva.

LA CONSOLIDACIÓN

Un vecino cede un solar y todos los demás, en “pionás” (grupos de voluntarios), levantan las primeras instalaciones en propiedad. El Teleclub se adapta a la nueva legislación y se convierte en Asociación Cultural.

Una nueva generación irrumpe. Frente a los fundadores que veían principalmente la utilidad lúdica y de reunión, los jóvenes encabezados por los primeros egresados universitarios proponen una acción social y cultural directa y transformadora, que imprima a la sociedad de la Oliva un rápido cambio. Estas ideas se imponen convirtiendo desde entonces a Raíz del Pueblo en el motor cultural y social de La Oliva.

Se consolida el  Grupo de Teatro Guañoht.

Raíz del Pueblo se suma a reivindicaciones sociales de la época (red de aguas, mejora de las condiciones laborales en los hoteles…)

Comienza la colaboración con ECCA.

Se consolida el proyecto

LA ESPECIALIZACIÓN

Ante una realidad que transforma la sociedad majorera de manos del binomio turismo-construcción, destacando la continua llegadas de nueva población, Raíz del Pueblo ve ante sí una serie de dificultades a la hora de llevar a cabo sus actuaciones que le obligan a complementar su voluntad de hacer cosas con sistemas más profesionales de planificación y motivación. Es por ello, que se lanza a un proceso de formación del voluntariado, enseñando a sus socios a planificar. Fruto de ello es la primera promoción de animadores socioculturales titulados de Fuerteventura.

Debido al volumen de actividades que se llevan a cabo se plantea aumentar el nivel de autofinanciación. Por ello, frente a la “cultura de la subvención” se plantean los convenios de colaboración (prestar servicios a Instituciones públicas o privadas) como alternativa.

Raíz del Pueblo se integra en proyectos juveniles (JUMA-FIJOMA). Lo que la hace coprotagonista de la etapa dorada del Asociacionismo en Fuerteventura. En esta época, son destacables los contactos con el movimiento asociativo peninsular, exportando nuestro sistema de gestión más allá de nuestro Archipiélago.

En nuestro afán por recuperar nuestras tradiciones y nuestra identidad, se colabora con el Cabildo para crear el Museo del Grano.
Se reivindica una oficina de la Caja de Ahorros en el Pueblo.

Comienzan a realizarse actividades como los viajes culturales o la publicación de la revista Tababaire, que siguen realizándose con éxito tras años de existencia.

Se estrechan las Colaboraciones con otras entidades (instituciones, obras sociales de entidades bancarias, centros educativos, asociaciones varias,…)

Se reciben reconocimientos desde el exterior, de los que destacamos el ACCESIT al Premio Canarias Joven, en nuestra calidad de asociación prestadora de servicio a la juventud; premio LIDERMAN europeo a la gestión cultural; Premio MARISMA…

Comienza la organización por áreas para optimizar el funcionamiento y se realizan las obras de rehabilitación y ampliación de los locales, dotándolos de todos los servicios culturales que el pueblo necesita. Durante los cinco años que duró ésta rehabilitación, no se produjo disminución de la actividad.

NUEVAS INICIATIVAS

Al comenzar el siglo XXI, se integra una nueva generación que impulsa un nuevo eje a las actividades, orientado hacia la integración de los nuevos vecinos del pueblo de diferentes procedencias. Este es el germen del MOGOLLÓN INTERCULTURAL, programa orientado a fomentar la interrrelación de las personas de diferentes origenes culturales que conviven en La Oliva.

Se hace una apuesta por la formación, tanto en el plano de capacitación laboral, mejora de las aptitudes personales y conocimiento de las herramientas necesarias para una interacción efectiva en la sociedad actual, incidiendo especialmete en los socios y vecinos en desempleo.

Se implementan programas orientados a los vecinos más desfavorecidos, como el Programa ACOMPAÑADOS, que en dos ejes, uno con escolares y otro con los más mayores, busca un contacto efectivo con la comunidad y el fortalecimiento de las herramientas personales que le ayuden a desenvolverse en la sociedad.

La lucha por el rescate de nuestra historia, identidad y cultura hace de MEMORIAS DE NUESTRO PUEBLO un proyecto primordial que se entrelaza con publicaciones de documentos gráficos antiguos, jornadas patrimoniales y rescate del patrimonio oral de La Oliva, asi como la reivindación de la rehabilitación del Patrimonio Histórico de nuestro pueblo.

Siempre desde la potenciación del voluntariado, la comunidad, el asociacionismo y la colaboración con el resto de sociedad civil organizada del pueblo.