Get Adobe Flash player
Jueves, 17 de Octubre de 2019
Inicio » Noticias » La Ruleta del Sur

La Ruleta del Sur

La ruleta del sur

La Sala de Teatro de la Asociación Cultural Raíz del Pueblo acoge el domingo 21 de julio, a las 19:30 horas, la representación de "La Ruleta del Sur", obra escrita por Pedro Lezcano. Está producida por Folk Canarias Eventos. (Entrada libre hasta completar aforo).

La ruleta del sur está cargada de simbolismos que no ocultan el drama de la tierra a pesar de la sencillez de la historia, antigua como el mundo. El deseo de una joven de salir de la pobreza para una mejor vida a través del matrimonio con alguien de otra clase social. El realismo dramático viene dado por el sufrimiento que parece inherente a la existencia de sus personajes. El fracaso, la resignación, el determinismo social marcado por las fuerzas de la naturaleza y la frustración son la consecuencia de la pobreza. El mismo título simbólico marca el drama. La ruleta, la rueda de la fortuna distribuye caprichosamente los bienes y los males.
La mujer ocupa el primer plano y casi diríamos único, lo que le da un tono lorquiano. Estamos ante un drama intenso, donde el orgullo o la honra del teatro barroco se traducen en una soledad digna, pero con resignación, en una sociedad en que la mujer estaba destinada al matrimonio. El honor, tema recurrente del siglo XVII, se hace aquí presente por su capacidad expresiva, como metáfora dramática de un conflicto, el deseo de escapar de la pobreza a una vida mejor sea por el matrimonio o por la emigración.

Sinopsis de la obra
La obra se abre con el amor declarado del aparcero Antonio hacia la protagonista Andrea, “muchacha de manos verdes” dañada por el duro trabajo del campo, que también es pretendida por el Inglés, dueño de las tierras y exportador de fruta. Este pretende llevarse “el fruto caliente y dorado”, que es Andrea en el deseo no contenido. Andrea, que rechaza ser “puerto franco” para el amo, le propone a este el matrimonio como forma de legalizar el deseo amoroso y salir a la vez de la pobreza. El señor comprende el orgullo de la muchacha pues es la riqueza de los pobres. Andrea se reafirma en que no se vende ni se presta, que solo se entrega en matrimonio. Finalmente, el amo cede haciendo un trato: “en el azar del cultivo, en nuestra ruleta de flores, nos lo jugaremos todo”. Si la zafra del tomate es un éxito, Andrea tendrá su nombre, el dinero y el respeto. Pero si la zafra es un fracaso nada tendrá. El viento del sur afilado como un cuchillo arrasará los tomateros, malogra el cultivo, deja en la ruina al Inglés y en soledad a Andrea, despreciada por los suyos.