Historia

Los inicios

En 1967 cuando La Oliva aún era una zona rural y cerealista (no había llegado el turismo), diez vecinos (socios fundadores) fundan el Teleclub de La Oliva con la intención de dotar al pueblo de un lugar de reunión y enriquecimiento cultural. Se ubica provisionalmente en la Casa del Cuartel, que estaba en desuso, instalando un televisor en la misma. Se hace cargo de la Biblioteca Pública, tras reivindicarla. Se convierte en el centro de reunión del pueblo (ver la tele, guateques…). Comienza a rescatarse la tradición teatral de La Oliva. En 1972 un vecino cede el solar y todos los demás, en “pionás”, levantan las primeras instalaciones en propiedad.

Nos convertimos en Raíz del Pueblo

Con la llegada de la democracia, el Teleclub se adapta a la nueva legislación y se convierte en Asociación Cultural con la denominación de «Raíz del Pueblo».

Una nueva generación irrumpe. Jóvenes, encabezados por los primeros egresados universitarios, proponen una acción social y cultural directa y transformadora, que imprima a la sociedad de La Oliva un rápido cambio. Estas ideas se imponen convirtiendo desde entonces a Raíz del Pueblo en el motor cultural y social de La Oliva. Se consolida el Grupo de teatro Guañoht como herramienta de promoción del teatro, divulgación identitaria y concienciación social. Raíz del Pueblo se suma a reivindicaciones sociales de la época (red de aguas, mejora de las condiciones laborales en los hoteles…). Comienza la colaboración con ECCA.

Una sociedad cambiante

Ante una realidad que transforma la sociedad majorera de manos del binomio turismo-construcción, destacando la continua llegadas de nueva población, Raíz del Pueblo ve ante sí una serie de dificultades a la hora de llevar a cabo sus actuaciones que le obligan a complementar su voluntad de hacer cosas con sistemas más profesionales de planificación y motivación. Es por ello, que se lanza a un proceso de formación del voluntariado, enseñando a sus socios a planificar. Fruto de ello es la 1ª promoción de animadores socioculturales titulados de Fuerteventura. Debido al volumen de actividades que se llevan a cabo y con el fin de aunar esfuerzos y medios se plantean los convenios de colaboración con entidades públicas y privadas, centros educativos, etc. Esto se traduce en la materialización de colaboraciones con otras entidades (instituciones, obras sociales de entidades bancarias, centros educativos, asociaciones varias,…)

Raíz del Pueblo se integra en proyectos juveniles (JUMA-FIJOMA). Lo que la hace coprotagonista de la etapa dorada del asociacionismo en Fuerteventura. En esta época, son destacables los contactos con el movimiento asociativo canario y peninsular, divulgando nuestro sistema de gestión más allá de nuestro archipiélago.

En nuestro afán por recuperar nuestras tradiciones y nuestra identidad, se proyectan acciones a largo plazo en este sentido, que derivan en el eje de actuación en el área de patrimonio histórico y cultural que desde hace décadas realiza esta asociación. Se colabora con el Cabildo para crear el Museo del Grano en la Cilla de La Oliva.

Se reivindican mejoras para La Oliva ante las diferentes instituciones, nuevos centros educativos, infraestructuras sociosanitarias, etc. Se reivindica La Instalación de una oficina de la Caja de Ahorros en el pueblo.

Comienzan a realizarse actividades como los viajes culturales o la publicación de la revista Tababaire, que siguen realizándose con éxito tras años de existencia. Se reciben reconocimientos desde el exterior.

Nuevos espacios para la cultura

Ante el volumen de actividad y la escaces de espacios adaptados a los requerimientos de las mismas, la Asociación Cultural Raíz del Pueblo promovió, a partir de 1995, la mejora de sus instalaciones encargando un proyecto de ampliación y reforma. Su finalidad era mejorar la oferta cultural de la zona, adecuando las instalaciones ya existentes y construyendo un nuevo salón de actos para teatro, cine, ensayo de grupos locales y otros espectáculos. Tras varios años de esfuerzos, estas instalaciones se culminaron. Durante el periodo de obras, la actividad de la asociacón no se vio menguada, ya que se habilitaron alternativas que permitieron la realización de la actividad sociocultural planeada.Est nuevas instalaciones han permitido que tanto Raíz del Pueblo como otros agentes sociales de la zona, grupos no reglados, etc. dispongan de un lugar de referencia en la vida social y cultural de La Oliva.

La biblioteca pública da un salto adelante y se convierte en el centro bibliotecario de referencia de la comarca interior del municipio deLa Oliva, integrandose en la Red Pública de Bibliotecas de Canarias, asignándole personal especializado ante los nuevos métodos de clasificación y protocolos de coordinación, en convenio con el Ayto. de La Oliva.

Se realiza un gran esfuerzo con el fin de acercar acciones formativas a La Oliva, de promoción del empleo, idiomas, capacitación profesional, que eran demandadas por los vecinos y vecinas.

Un nuevo siglo plagado de nuevos retos

Al comenzar el siglo XXI, se integra una nueva generación que impulsa un nuevo eje a las actividades, orientado hacia la integración de los nuevos vecinos del pueblo de diferentes procedencias. La Oliva se ha convertido en un territorio multicultural que necesita acciones que garanticen espacios de convivencia activos y un conocimento mutuo. Este es el germen del MOGOLLÓN INTERCULTURAL y de las oficinas de atención a los migrantes.

Concienciar sobre la importancia de nuestro patrimonio cultural e historico, promover su conservación, divulgación y puesta en valor como nicho de generación de economía y empleo ha generado MEMORIAS DE NUESTRO PUEBLO, programa que engloba las acciones en este sentido y que se unen a las acciones llevadas a cabo en coordinación con el Museo del Grano y con la Ruta de Los Coroneles.

Respuestas ante tiempos de crisis

Con la llegada de la crisis, primero económica y luego sanitaria, Raiz del Pueblo ha implementado acciones que se adaptaran a las circunstancias de cada momento. La creación de programas de carácter social, como ACOMPAÑADOS (orientado a dar acompañamiento educativo, formativo, cultural y asistencial a los niños y niñas y a nuestros mayores), programas de orientación laboral , formativos y de asesoramiento en diversas materias, responden a estas necesidades sociales detectadas derivadas de las coyunturas sociales y económicas que ha atravesado nuestra isla.

Más de 50 años trabajando por La Oliva

En 2017 Raíz del Pueblo cumplió 50 años. Desde su fundación se ha ido adaptando y cambiando según lo hace la sociedad majorera. Los hombres y mujeres que la fundaron han ido dando paso a nuevas generaciones que continuán su trabajo. Un trabajo y una historia contruida por todos y todas, los que están y los que ya nos han dejado, y que seguirán construyendo los que vengan. En conmemoración de ese evento, socios y socias, vecinos y vecinas y reprentantes de las entidades que colaboran con Raíz del Pueblo plantaron 50 olivos en La Oliva, los cuales enbellecen y dan fe del trabajo realizado.

Un proceso vivo

La Asociación Cultual Raíz del Pueblo sigue siendo un proceso vivo. Cada día se incorporan nuevas personas que aportan nuevas visiones sobre la cultura y la sociedad, que enriquecen la trayectoria que entre todos hemos trazado. Nuevas acciones y nuevos proyectos que se generan y otros que se transforman y se adaptan a una realidad cambiante, pero sin perder como referencias nuestra tradición, nuestra identidad, nuestra historia y los valores universales que han forjado durante años nuestro pueblo y nuestra asociación.

Ir al contenido